martes, 26 de febrero de 2019

El abrazo del monstruo - Félix J. Palma

Cuando las Yincaneras de Madrid comentaron que habían asistido a un encuentro con Félix J. Palma para hablar de su novela, El abrazo del monstruo y que les había encantado, no pude resistirme a la tentación y salí a buscarlo como si me fuese la vida en ello. Participar en esta iniciativa te hace apreciar la lectura de un modo diferente y perderte una de ellas te crea mono. Es adictivo.






Título: El abrazo del monstruo
Autor: Félix J. Palma
Núm. de páginas: 730
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DESTINO
Lengua: CASTELLANO

ISBN: 9788423354894






Félix J. Palma (Sanlúcar de Barrameda, 1968) es escritor, profesor de escritura creativa y coaching literario. Como novelista ha publicado La Hormiga que quiso ser Astronauta (2001) y Las corrientes oceánicas (Premio de novela Luis Berenguer, 2005). Pero su consagración como narrador se la debe a su Trilogía Victoriana, que se ha publicado en más de 25 países, ha obtenido numerosos galardones y ha aparecido en la lista de best sellers del New York Times. Está formada por las novelas El mapa del tiempo (XL Premio Ateneo de Sevilla, 2008), El mapa del cielo (2012) y El mapa del caos (2014).


Diego Arce es un reconocido escritor de novelas de misterio que no atraviesa su mejor momento. Desde la publicación de su primera novela, que lo catapultó a la fama, no ha conseguido reproducir el mismo logro y, después de muchas presiones y de otros tantos fracasos literarios, accede a los ruegos de su editor para resucitar en una nueva entrega al personaje al que debe su éxito: un psicópata apodado «el Monstruo» que secuestraba a niñas en la Barcelona modernista.
Pero una noche, mientras Diego y su mujer asisten a una fiesta, alguien decide llevar la ficción a la realidad y revivir al Monstruo secuestrando a la hija de Diego, Ariadna, de siete años, y en un juego macabro, proponer a Diego tres pruebas que deberá superar en directo a través de internet, si quiere recuperar a su hija. Comienza así una terrible carrera en doble dirección para descubrir quién está detrás del secuestro. Al mismo tiempo que debe demostrar al mundo hasta dónde es capaz de llegar para salvar a su hija, Diego también tendrá que reconstruir su vida, con la ayuda de su mujer y del inspector Gerard Rocamora, para descubrir en su pasado quién puede desearle tanto mal.



La primera impresión al tener en mis manos la novela es muy agradable, y es que a mí me gustan los libros tamaño XXL, ¡que le voy a hacer!. La portada es sugerente, cuidada, y denota la intriga que más adelante nos hará sentir.  Está estructurada en tres partes. La primera: El secuestro; la segunda: el Monstruo y la tercera: Ketchup y ámbar, un epílogo: el despertar y los agradecimientos, que compendian 40 capítulos y 730 páginas, lo cual no tiene nada de extraño, porque en esta novela, por el precio de una tenemos dos, sí, como suena.


Peñafort, es el nombre ficticio (por lo menos no he encontrado ningún pueblo de ese nombre en la zona) de una pequeña localidad de la Costa Brava encajada entre las montañas y el mar. Es allí donde Diego y su familia -sus padres y su hermano Hector- viven.  Si, en esta pequeña y tranquila localidad, para todos menos para nuestro protagonista, transcurren los hechos que marcarán su vida, desde la infancia. 

Más tarde, Diego y Laura se trasladan a vivir a la alegre y bulliciosa Barcelona, lugar en el que Diego alcanza la fama y recupera la tranquilidad.



Diego Arce, escritor, casado con Laura y padre de Ariadna.  Diego alcanzó la fama y la fortuna con su primera novela. Ese éxito le ha marcado y aunque económicamente le ha sido muy rentable no lo ha sido tanto para su actividad como escritor, pues ninguna de sus novelas posteriores ha cumplido las expectativas de su editor y su público. A nivel personal Diego es un hombre que vive atormentado por sus recuerdos, pero que adora a su mujer y a su hija y se esfuerza denodadamente por hacerlas felices.
Laura Folch, es la mujer de Diego y la madre de Ariadna. Laura es médico pediatra.  Físicamente es muy atractiva y resaltan sus ojos de color ámbar, ojos que su hija Ariadna ha heredado. Diego y ella tienen una relación bastante estable, aunque salpicada por los roces típicos de la convivencia.   


Héctor Arce, hermano de Diego, dos años mayor con él. Diego y Héctor nunca se han llevado bien, los celos y la envidia lo han impedido y, aunque intentaron un acercamiento no fue posible. El rencor se instaló definitivamente entre ellos. Por ese motivo también se encuentra en la lista de sospechosos del secuestro.
El inspector Gerard Rocamora, es un cincuentón de enorme presencia física.  Una persona ruda y directa pero que cuando se le conoce sale a relucir su gran corazón.  Gerard se implica incluso poniendo en juego su puesto de trabaja en la resolución del secuestro de Ariadna, pues, además de ser el policía responsable de la investigación, es amigo de la familia y se siente muy atado a ella.  A pesar de su mal carácter es fácil empatizar con él por su humanidad.
Julián Bassol, Médico, cuarentón, goza de una buena situación económica.  Laura y él, cuando eran compañeros en la facultad mantuvieron una relación sentimental, hasta que ella vió el carácter machista y le dejó. Pero, a pesar de ello, el siguió acosándola y ella no tuvo otro remedio que denunciarle. En su huida se refugió en Peñafort, lugar donde conoció a Diego. También está en esa lista de los principales sospechosos del secuestro, pero su rastro, que en un principio se perdió, asoma cuando al investigarle descubren que después de unos años viviendo en Inglaterra ha vuelto a Barcelona, con otro nombre, digamos que una versión inglesa del real.


Los que leéis mis reseñas veréis que soy muy parca a la hora de hablar sobre el argumento de las novelas, yo misma me justifico diciendo que para eso pongo la sinopsis, que hay que ver lo explicitas que son algunas veces y, sin embargo, otras parece que hablan de otra novela. Pero eso no viene a cuento, lo que quiero decir es que, en este caso, seguiré mi norma y solo os daré mis sensaciones.
Para mí ha sido una novela especial, muy bien escrita.  Con unos personajes muy potentes y una trama muy convincente, al extremo de que cuando tenía que dejar de leer me encontraba con un dilema: no encontraba el momento y cuando paraba seguía pensando en el monstruo.


Antes, dije que eran dos novelas en una, pero podrían ser muchas más, porque cada uno de los personajes podría tener su propia novela y es que cada uno de ellos despierta sentimientos, con unos empatizamos otros nos resultan repunantiños de carallo (como se dice por estos lares) pero todos nos cuentan algo… a pesar de que antes de la mitad ya sabes quién es el “culpable” es lo mismo, sigues devorando páginas como si no hubiera mañana.


Tengo que avisar, y esto es serio: es una lectura altamente peligrosa, crea adicción. A  pesar del número de páginas que tiene el libro, me leí casi la mitad de un tirón, eso sí, con nocturnidad y alevosía. También lo hice para evitar los conflictos familiares y mantener en orden mi vida evitando los comentarios, siempre bien intencionados, pero que en estos casos a veces me sacan de mis casillas, tipo: “que hay que comprar” … o ese tan socorrido de “¿pero en esta casa no se come…?”,  o bien “te vas a dejar los ojos” y yo, que me conozco y viendo el cariz  que tomaba la lectura, tuve que usar mi método infalible, leer por la noche, cuando nadie está al acecho para darte esos “buenos consejos”: Y no paré de leer hasta los agradecimientos. Un maratón que disfruté como pocas veces.


P.D.: Ahora solo espero que al autor no le pase lo mismo que a su Diego Arce y siga ofreciéndonos joyas de estas proporciones, y no lo digo por el tamaño.  Félix J. Palma te has ganado un puesto de honor en mi estantería.

Esta novela participa en la iniciativa:




martes, 19 de febrero de 2019

Todo el bien y todo el mal - Care Santos

Esta novela me la compré cuando mis compañeras yincaneras comentaron que habían asistido a un encuentro con la autora, y como sus observaciones me impresionaron no pude resistirme a embarcarme en una historia que presumía de lo más interesante, motivo por el que hoy, una vez leído y digerido, he decidido unirme a la lectura simultánea que hoy rematamos. También tengo que decir que sabía que apostaba a caballo ganador, dado que ya había leído a Care Santos con anterioridad; de hecho, desde que publicó Habitaciones cerradas, una novela que me enamoró.




Título: Todo el bien y todo el mal
Autora: Care Santos
Número de páginas: 416
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Editorial: DESTINO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788423354436
Año edición: 2018
  




Care Santos (Mataró, 1970) es escritora y crítica literaria. Es autora de diez novelas, entre las que destacan Habitaciones cerradas (2011) –recientemente adaptada a la televisión–, El aire que respiras (2013), Deseo de chocolate (2014, premio Ramon Llull) y Diamante azul (2015). Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas, incluyendo el inglés, el alemán, el francés, el sueco, el italiano y el holandés. Es crítica literaria del suplemento El Cultural del diario El Mundo, colaboradora de varios medios de comunicación, como Mujer Hoy o El Periódico, y codirectora de la plataforma La tormenta en un vaso.


Reina tiene un marido, un exmarido, un amante, un hijo adolescente, un buen sueldo y un trabajo que le apasiona y al que se dedica en cuerpo y alma. A Reina le gusta su vida. Aparentemente lo tiene todo, o por lo menos eso piensa ella. Hasta que, durante uno de sus viajes de trabajo, de repente sucede algo en su casa que cambiará las cosas, y que le demostrará de la peor manera hasta qué punto es vulnerable.
Así es como empieza para Reina un largo camino de regreso a casa, en el que lo peor que tendrá que afrontar no es la extenuante espera en un aeropuerto cerrado por una ola de frío siberiano, sino el vértigo que le provoca revisar su vida en busca de la verdad y tener que enfrentarse a ciertas preguntas incómodas: ¿Cuáles son las personas de verdad imprescindibles en nuestra vida? ¿Qué consecuencias tienen las malas decisiones? ¿Qué seríamos capaces de hacer en las circunstancias más terribles? ¿Conocemos realmente a nuestros hijos? ¿Nos conocemos lo suficiente a nosotros mismos?

La estructura de la novela es bastante original. Se divide en un preámbulo; cuatro cartas, tres partes que agrupan cien capítulos y, por último y a modo de epílogo: capítulo titulado como Intermedio, que no es otra cosa que una carta.
La historia  -a pesar de los frecuentes saltos temporales- es muy fluida y se lee con facilidad. Engancha desde el principio y es que la autora ha confeccionado una trama muy sólida que está contada de una forma muy trepidante. Veinticuatro horas en la vida de una mujer que espera en un aeropuerto bloqueado por una gran tormenta para tomar un vuelo de regreso a casa. Veinticuatro horas en las que su vida da un giro de 360º.


Reina Gené, es una mujer de cuarenta y ocho años que, con gran esfuerzo ha conseguido un reconocido prestigio. 



Trabaja como seleccionadora para contrataciones de grandes ejecutivos para una importante multinacional, trabajo con el que se gana muy bien la vida y además le permite viajar.  En su vida sentimental también ha conseguido todo lo que quería: está casada en segundas nupcias con un hombre al que ama, aunque a veces necesita algo más, y eso también lo tiene. 



De su primer matrimonio tiene un hijo que, a pesar de estar en ese periodo tan difícil de la adolescencia, ha colmado todas sus expectativas maternales. 



Lo tiene todo, o eso cree ella.

Alberto, hijo de Reina y Félix su primer marido. Tiene diecisiete años y está estudiando segundo de bachillerato, es un chico extrovertido y responsable

Samuel, Su segundo y actual marido. Reina y él llevan ya dieciocho años juntos. Cuando se conocieron ella aún estaba casada con Felix, su primer marido, pero pronto se dio cuenta de que no era feliz y, sin embargo, lo que tenía con él era algo más que una aventura y decidió, apostando fuerte, dejarlo todo y coger ese tren. La decisión no fue fácil y lo pasaron mal, pero con gran esfuerzo salieron adelante.

Ulf Everink, es uno de los quince candidatos entre los que Reina Gene tiene que seleccionar al que ocupara el importante el puesto de director del departamento legal de Newzer, la importante farmacéutica para la Reina trabaja.  Ulf es un personaje que sorprende y crea un punto de intriga que le da mucha vida a la trama.

La acción se desarrolla principalmente en el aeropuerto de Bucarest, pero en el repaso que Reina da a su vida, en esas veinticuatro horas mientras espera el vuelo que le permita volver a su casa, nos pasea por Barcelona, la actual e incluso en la que vivió cuando nuestra protagonista era niña.

Como os decía al principio, de esta autora, aunque siempre he querido leer sus novelas, por razones que no logro explicarme ni yo misma, solamente he leído Habitaciones Cerradas, la cual me dejo un buen sabor de boca.  Pero a lo que vamos, con esta novela mis expectativas eran bastante altas y tengo que decir que me ha sorprendido y me ha entusiasmado, es una novela que hay que leer sí o sí.



Y, según he leído, esta novela forma parte de una bilogía, que continuará con Seguiré tus pasos, así que ahora toca esperar a que la publiquen y que sea muy pronto.

Esta reseña participa en la iniciativa :

.
                                                    


lunes, 4 de febrero de 2019

No es tiempo de peros - David Jiménez "El Tito"


 Hace poco más de un año, a través de la iniciativa “Soy Yincanera”, en la que tengo la suerte de participar, tuvimos la ocasión de conocer la segunda novela de David Jiménez “El tito”, Inspector Solo.  Fue unánime, entre tod@s los yincaner@s que disfrutamos de la lectura de Inspector Solo, la necesidad de leer la continuación de la novela.  


Y, aunque las altas expectativas casi nunca son buenas, por fin llegó la tercera parte de las aventuras de nuestro esperado inspector (que ya no es Inspector) Marcial Lisón (ahora solo Marcial) y, si queréis saber si las expectativas se han cumplido o no, tendréis que llegar a la conclusión.




Título: No es tiempo de peros
Autor: David Jiménez “El tito”
fecha de publicación: diciembre de 2018
género: policiaco, crímenes
número de páginas: 411
formato: 14 x 22 cm.
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN : 978-84-17451-31-8





David Jiménez Martínez (Cartagena, 1978) es licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. Después de haber desarrollado su carrera como biólogo en el ámbito del control de calidad, en la actualidad trabaja en la represión del contrabando como agente marítimo de Vigilancia Aduanera.

Ha sido colaborador de Castellón Noticias, como especialista en género negro, hasta su debut literario con Muertes de sobremesa (ACEN 2015). Dos años después llegó Inspector Solo (Ediciones Versátil, 2017) y ahora No es tiempo de peros. Una serie de novelas que pueden leerse como una trilogía o de forma independiente.


Ella ya no es esa policía tímida que no se atrevía a mirarlo a la cara.
Él ya ni siquiera es policía.
Ambos han pagado un peaje demasiado alto por trabajar al margen de la ley. Ahora lo único que los une es una causa común: encontrar al Cazador.
Pero compartir un objetivo no los convierte en compañeros, solo en socios; unos socios que tendrán que lidiar con una relación amor-odio basada en engaños.

Para Zoe, Marcial es el mejor medio para descubrir al verdadero culpable de la muerte de su novio. Para Marcial, Zoe es la única compañía humana que no le resulta insoportable.

La búsqueda del Cazador los une en un nuevo caso, pero esta vez nada será igual. Marcial ya no tiene una placa que le impida desafiar las normas, y Zoe simplemente ha dejado de cumplirlas. Ambos iniciarán un descenso a los suburbios de Cartagena en la investigación de una trama de blanqueo de capitales que salpicará de sangre los cimientos de la ciudad.



Esta es la tercera novela que cierra, por el momento, la trilogía del inspector, ahora en excedencia, Marcial Lisón, aunque él solo quiere que le llamen Marcial. La novela está estructurada en 64 capítulos y un epílogo, y aunque por el número de página no lo parezca es una novela muy intensa, pero esto no quiere decir que se haga pesada, ni mucho menos, ya que su lectura es muy fluida.

Aunque las dos novelas anteriores, El asesino del café e Inspector Solo, se puedan leer por separado, facilita mucho la comprensión de esta última el haberlas leído previamente.

Además, resulta muy enriquecedor ver la deriva de los personajes y los motivos que influyen en su evolución.



Marcial Lisón. Desde hace varios meses, se encuentra en excedencia, la difícil relación que mantenía con sus compañeros, y su desahogada situación económica, le motivaron a solicitarla; Marcial, nuestro protagonista, en esta entrega, aunque parezca difícil, es aún más antihéroe que nunca. 




 Es una persona que hace años que  perdió la ilusión y la confianza en el género humano. Desde entonces, vive en un bucle de  autodestrucción permanente que no augura nada bueno.  Solo tiene a Sola, su galga, que es su apoyo, el faro que ilumina su día  a dia.  El único ser que le ha demostrado lealtad absoluta. Junto a Zoe y,  solo por lealtad se anima a desentrañar la trama de corrupción que causó la muerte del compañero de ambos, el inspector Unai Miralles,  Para ello, le viene como agua de mayo estar en excedencia laboral, pues prefiere hacerlo por libre, sin estar sujeto a las normas que como representante de la ley debería seguir.


Zoe Ochoa.  La “buena” relación que mantenían Marcial y ella se rompió en mil pedazos tras la muerte de Unai Miralles, con quien Zoe mantenía una relación sentimental.  


Zoe ya no es la misma, ahora es una mujer que vive en el odio y en el rencor, su único objetivo es descubrir al Cazador, y para ello -y aunque no lo consiga- no duda en utilizar a Marcial para lograr su objetivo.



Al igual que en las anteriores novelas, la trama se desarrolla en Cartagena, y más concretamente en los barrios marginales de esa ciudad, 


aunque de vez en cuando el autor nos saca de paseo, pero a toda leche por las avenidas y plazas más elegantes, pero poquito, para no desviar la atención. Nos enfrenta a sus pobladores, delincuentes de baja estofa, drogadictos, traficantes o camellos. Vamos, lo mejor de cada casa


En su día, leí una tras otra sus dos primeras novelas de este autor: El asesino del café e Inspector Solo y, si, ya en ese primer momento se apreciaba una gran evolución entre ellas, en esta tercera novela David Jiménez “El tito” ha echado el resto y ha logrado sorprenderme, emocionarme, intrigarme y, además ha conseguido despertar en mí muchos sentimientos. 


La historia que nos relata es coherente y te la crees, te hace ver la dureza de la vida en esa sociedad marginal de la que hace un retrato tan hiperrealista en blanco y sobre todo en un negro tan intenso que pone los pelos como escarpias.

Obviamente, después de lo que digo, no puedo menos que recomendarla a todos aquellos a los que disfruten, como yo lo he hecho de las historias bien escritas, originales y con un final que os va a sorprender. 


P.D.: Tengo la intuición de que Marcial, viene para quedarse por mucho tiempo, que esto no se queda en trilogía.  Apostamos algo? Eso si, no tengo prisa. Si David Jiménez quiere explorar nuevos territorios leeré todo lo que publique pero no pierdo la esperanza.

Esta reseña participa en la iniciativa: