sábado, 21 de julio de 2018

Mujeres Errantes - Pilar Sánchez Vicente

Esta es otra de las novelas que he tenido la suerte de conseguir en otro de los sorteos que la iniciativa #SoyYincanera organiza con regularidad y también he tenido la gran suerte de participar en la lectura simultánea que entre las ganadoras se realiza. Esta lectura ha sido una de las que más he disfrutado en los últimos tiempos, pues la novela se presta generosamente a que entre nosotros podamos comentar sin cortapisas y nos ha permitido abrir debates nuevos por cada página leída. Todo un acierto.


DATOS TÉCNICOS
Título: Mujeres Errantes
Autora: Pilar Sánchez Vicente
Encuadernación:
Páginas: 365
Primera edición: abril de 2018
Editorial: Roca Editorial de Libros, S.L.
ISBN: 978-84-17092-39-9

LA AUTORA
Pilar Sánchez Vicente nació en Gijón en 1961. Historiadora de formación, trabaja como profesional de la información en el Gobierno del Principado de Asturias desde 1986 y como archivera del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Fue guionista y presentadora en TVE y en el Canal Internacional de TVE. Premio 8 de Marzo a la trayectoria profesional, fue presidenta de la Asociación de Escritores de Asturias (AEA). Ha publicado diversas novelas, entre las que destaca La diosa contra Roma (Roca, 2008). En 2016, la Asociación Cultural L' Arribada le otorgó el Premiu Timón a la mejor escritora asturiana en castellano, en reconocimiento a su trayectoria literaria.

SINOPSIS: 
Tres mujeres unidas por un hilo común: 
La huida hacia delante. 
Sin miedo. Sin rumbo. Sin freno
Greta Meier, famosa escritora suiza afincada en Londres, retorna a su tierra natal en un último intento por detener la deriva de sus días. Sorprendida por la inesperada enfermedad de su progenitora, decide compensar sus prolongadas ausencias y aparcar los reiterados enfrentamientos, permaneciendo a su lado hasta el fatal desenlace.
Sin embargo, sus últimas palabras siembran una duda demoledora, dejando entrever en el último suspiro el gran secreto de la vida de Greta: ¿quién era la mujer muerta, si no es su madre? Con la única compañía de sus cenizas, la autora emprende un viaje al pasado en busca de su propia identidad. Será en la costa norte de España donde atisbará que la vieja rivalidad entre la Tiesa y la Chata, dos pescaderas ambulantes, esconde la clave de su origen, pero las preguntas se acumulan sin respuestas. Y el tiempo se acaba.

MI OPINIÓN
Cuando las organizadoras de la iniciativa #SoyYincanera,  Ana Kayena del blog Blanco sobre Negro y Carmina del blog De Tinta en vena, nos presentaron esta novela, nunca antes había oído hablar de la autora y mucho menos de esta historia, pero como hablaron de ella con tanto entusiasmo decidí participar en el sorteo. Como es fácil de suponer (de lo contrario no os estaría contando todo esto), gané la novela y el gran premio fue participar en la lectura. Porque, ¿qué queréis que os diga? ¡he tenido la suerte de descubrir a Pilar Sánchez Vicente, a partir de ahora, Doña Pilar, porque es una gran novelista, de las que sentirse orgullosa de que sea española, porque está claro que este país está más que preparado para exportar talento a raudales. Y es que Doña Pilar crea, escribe y describe personajes, paisajes, costumbres e historias que tocan temas tan universales y tan clásicos siempre como el de la emigración, el maltrato, el machismo, la explotación infantil..., y todo ello con un vocabulario, que, aunque es muy asturiano, nos llega al corazón y nos emociona. Cosa de genios.

La novela esta estructurada en 27 capítulos, sin numerar, aunque con un breve título que nos va guiando, porque en ella se van mezclando diferentes épocas de la vida de los protagonistas, alternando presente y pasado. Los capítulos son cortos y se leen muy bien, es una novela muy ágil, y aunque no es de suspense, propiamente dicho y máxime cuando en el segundo capítulo ya se desvela el misterio, el ritmo imprimido hace que nos enganchemos a su lectura y así conocer, entender y desentrañar junto a Greta tanto su azarosa vida como las de Eloína -alias La Tiesa- y Julia -alias La Chata-. Todo un triunvirato que nada tiene que envidiar al de Cayo Julio César, Cneo Pompeyo Magno y Marco Licinio Craso en la antigua Roma.
Además de las historias ya comentadas otra de las tramas, acaece en la Nicaragua de los convulsos años 60 y 70, con la revolución Sandinista como fondo y las malas formas de Somoza. Allí conoceremos a uno de sus guerrilleros más notables, Gaspar García Laviana, personaje real nacido en Asturias, que en 1969 se fue a Tola (Nicaragua) para trabajar como misionero y será otro religioso, Guillermo Expósito, quien a través de las cartas que escribe a La Chata, el que nos cuente cómo y por qué Gaspar acabó tomando las armas y pasó de misionero a activo guerrillero del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).
Aunque ya he mencionado de pasada a Greta, en teoría, la protagonista, descubrimos varios primeros actores:



Greta, es la hija de Eloina. En sus primeros años de vida, vivió una infancia feliz con su madre en uno de esos pequeños y turísticos pueblos de postal de la montaña suiza, aunque con la llegada a la vida de ambas del “tío Paul” su vida toma un peligroso derrotero que no abandonará nunca. Greta, en su afán de romper las reglas que Paul le impone, protagoniza varios episodios que marcarán su juventud y la decisión de tomar distancia e irse a vivir a Inglaterra será uno de ellos. Allí conoce a Hansel, su profesor en la universidad,  con el que se inicia en el mundo del sexo y las drogas. Conseguirá convertirse en una afamada escritora, pero sus adiciones le pasarán factura y acabará siendo internada en una clínica para superarlas.
Julia, la Chata. Greta, tras salir de la clínica londinense en la que estuvo recluida, decide ir Suiza para reconciliarse con su madre, pero la encuentra moribunda, y en esas circunstancias ésta le confiesa que no es su verdadera madre.
Entonces, siguiendo unas pocas pistas que encuentra en su casa, inicia un viaje para intentar descubrir su origen y así llega hasta Julia, la Chata de Cimavilla. Cuando Julia y la Chata se conocen ésta tiene una edad muy avanzada, y aunque su cuerpo ya no le responde todo lo bien que ella quisiera, su cabeza esta en plena forma. 

La Chata, que ahora vive en una residencia de monjas, es una mujer muy querida por todos sus vecinos, es divertida, insolente, atrevida, desvergonzada… y, una luchadora nata que ha trabajado desde su más tierna infancia para ayudar a su familia. 

Greta, valiéndose de una artimaña, consigue que Julia le cuente su vida, y la de su entorno, incluida la de Eloina su propia “madre” en Cimavilla e incluso de los pocos meses que compartieron cuando ambas emigraron a Suiza, que Eloina siempre había ocultado.
Guillermo Expósito. Amigo de la Chata desde la infancia, él es para ella su gran amigo, su primer y gran amor y también su confidente “era el mocín más guapo de Xixón, yo soñaba casarme con él antes de que se metiera a cura. Guillermo…” . Ejerce como párroco en Cimavilla durante un tiempo, pero, en 1964 se va como misionero a Nicaragua. Desde allí y periódicamente le escribe preciosas cartas a Julia en las que le cuenta como es su vida de misionero, y a través de éstas conoceremos también la vida de Gaspar García Laviana.
Pues bien, con estos mimbres, Doña Pilar crea una trama espectacular, ya sea por sus personajes, sus escenarios, los dilemas a los que se enfrentan, las decisiones que toman, sus debilidades y un sinfín de matices que no podría enumerar porque no cabrían en esta reseña, una novela redonda que cuando la terminas desearías que hubiese una segunda parte, aunque está perfectamente cerrada, porque es de esas novelas que agradeces haber leído y que sabes de antemano que nunca olvidarás.
Por eso, solo tengo que dar las gracias a Doña Pilar, por ser tan grande, por haberme hecho sentir partícipe de algo importante, porque me ha hecho visitar Xixón y verlo con los ojos de la Chata, porque ahora tomo fabes con sidriña hasta en el aperitivo y lo encuentro apropiado. En definitiva, porque es una novela que no deberíais perderos.
Esta reseña participa en la iniciativa:

viernes, 6 de julio de 2018

Escrita en tu nombre - Amelia Noguera


La novela que hoy comento, también llegó a mis manos a través de la iniciativa #SoyYincanera, y aunque no es una novela negra, mi género preferido, soy de la opinión de que a veces conviene salir de nuestra zona de confort y valorar otros estilos. En este caso, tengo que decir que esta lectura ha sido toda una experiencia, pero no quiero adelantarme, así que si queréis saber mi opinión tendréis que seguir leyendo.

Datos técnicos:

Título: Escrita en tu nombre
Autor:  Amelia Noguera
Editorial: Berenice
Publicación: 10/11/2017
Páginas: 352
Encuadernación: rústica con solapas
ISBN: 978-84-17044-91-6



La autora (facilitado por la editorial)

Amelia Noguera, madrileña, es graduada en Humanidades, ingeniera informática, Máster en Didáctica de la Historia y las Ciencias Sociales y cursa en la actualidad el Doctorado en Literatura e Historia. Además de novelista, es traductora, editora, investigadora y profesora.

Ha publicado La marca de la luna (Roca Editorial, 2014), La pintora de estrellas (Suma de Letras, 2015) y Prométeme que serás delfín (Suma de Letras, 2016), a las que se suma ahora Escrita en tu nombre. Con referencias literarias muy dispares, sus obras rezuman intimismo y emoción al tiempo que expresan una inquietud social muy marcada. Varias de sus novelas han sido traducidas ya a otros idiomas con enorme éxito.

Sinopsis (facilitado por la editorial)

El destino lleva a encontrarse a Omid, un músico iraní, y a Malena, una joven española; pero él es demasiado perfecto para ser de ella y ella demasiado insegura para creerse de él. Ambos viven atormentados: él siente que debería haber muerto cuando consiguió escapar de su país durante la cruenta guerra contra Irak, y ella está segura de que jamás podrá volver a amar a ningún hombre.
Además de la suya, en "Escrita en tu nombre" se engarzan otras historias de segundas oportunidades, de superación y esperanza. En esta singular novela se muestra a seres humanos rebelándose, luchando contra la certeza de que todo lo que son, sus decisiones, sus anhelos y hasta sus nombres, está regido por un destino inexorable, sin que exista forma alguna de escapar a él. Sin embargo, en ocasiones sí que hay otra salida...

De la mano de Omid y Malena el lector visitará la Fontana de Trevi romana o la Little India londinense, conocerá la Estrella del Norte de Irán y transitará el madrileño barrio de Malasaña, en los convulsos años ochenta y en la actualidad. "Escrita en tu nombre" es una novela imposible de olvidar, que te hará reír y llorar, y que tal vez te descubra si tu destino está también escrito en tu propio nombre.

Mi Opinión
Como os comenté al principio, "Escrita en tu nombre" llegó a mis manos por medio de un sorteo. Poco sabía de ella, aunque lleva varios años en el mercado. En un principio, fue autopublicada y sería cuestión de años que una editorial decidiese publicarla y, de ese modo, llegó a nosotros.


Aunque quizás debería empezar hablando de la trama, quiero situaros primero en la estructura de la novela, porque es importante para hacernos una composición de lugar:

Está estructurada en doce capítulos, dos pequeños epílogos y una breve nota final. Aunque a simple vista la novela no tenga demasiadas páginas, su lectura es intensa, no sé si porque contiene mucha información que a veces cuesta asimilarla o por esa alternancia en la vida de los protagonistas, que te hace querer conocer más y más y que te mantiene en tensión, esperando y deseando que se diriman sus problemas personales, porque "Escrita en mi nombre" es como si nos encontrásemos ante un cuadro y lo fuésemos estudiando detalle a detalle, pero que solo al terminarla es cuando vemos el conjunto y nos parece una composición fantástica. Aunque cuesta entrar en la historia, en ningún momento se hace pesada, sino al contrario: su lectura resulta muy agradable y la historia engancha e incita a seguir leyendo hasta el punto final.


Y es que, aunque parece que nos encontramos ante dos tramas, van surgiendo otras más. Eso sí, tiene dos protagonistas de excepción. En una de ellas descubrimos a una joven mujer que ha pasado por experiencias muy dolorosas en su vida. Se llama Magdalena, pero también Magda o Malena, según las personalidades enfrentadas que conviven en el mismo cuerpo y que mantienen una lucha constante por imponer su voluntad. Magda es la medrosa, anclada en el pasado la que no puede superar un matrimonio desafortunado y Malena es la atrevida la que quiere olvidar el pasado y vivir el presente.
 
Otra de las tramas es la protagonizada por Omid, antes Nouri, un joven y atractivo músico iraní del que poco a poco vamos descubriendo su dramática existencia. Salió de su tierra en pos de una vida mejor y se instaló en Londres, para luego afincarse definitivamente en España. El camino fue un calvario del que su alma salió mal parada y todavía no se ha recuperado. Sensible y fuerte a partes iguales, siente como una puñalada la ausencia de su familia, que todavía vive en Irán, en pleno conflicto y con la que no se puede reunir. Es una historia conmovedora, podéis tenerlo claro.


Y la tercera comienza en el momento en que ambos personajes se conocen y surge una atracción entre ellos que les arrastra y les incita a superar sus miedos, sus traumas a dejar atrás sus vidas anteriores y superar de una vez todo el dolor que llevan acumulado. Una mochila insoportable. 

Obviamente y dado el tipo de novela que es, el punto fuerte de esta lectura son sus personajes, tanto los principales Malena y Omid, como los secundarios; Laura, la amiga incondicional de Malena o su propia familia, sin obviar ese pasado del que todavía está restañando la herida; la familia de Omid:  Mina la madre, Aref el padre, Noor su hermana y Zia su querido hermano pequeño. De su vida madrileña conoceremos a Juan su gran amigo, del que también vemos unas pequeñas pinceladas de su vida. Todos los personajes están dibujados con esmero y son reales y, además dolorosamente creíbles.

Los escenarios también merecen un punto de reconocimiento, y la autora nos pasea por Madrid, Roma, Londres, Teherán
todos ellos descritos primorosamente así
, de la mano de Omid conoceremos la gran cultura iraní, sus costumbres y su modo de enfrentarse a los conflictos.

Conclusión:
Una novela muy especial, no voy a entrar a catalogarla, porque además de que no me gusta, en esta ocasión tampoco podría hacerlo más allá de decir que es intimista. Sin embargo, me quedo con que es una lectura apasionante y muy emotiva de la que cuando la terminas te deja un regusto amargo en la boca del estómago pero que la guardas en la estantería de las novelas preferidas. 

Esta reseña participa en la iniciativa: