miércoles, 27 de febrero de 2013

El lejano país de los estanques - Lorenzo Silva

Como ya os he contado, en diciembre pasado me apunte al reto del blog de Kayena “Febrero mes de la novela negra, policiaca y de misterio”, y como por entonces había leído muy buenas reseñas de la novela de Lorenzo Silva, La marca del meridiano, y al enterarme de que se trataba de la última novela de una serie me hice a la idea de leer y reseñar para ese evento la primera , pues a mí las series, siempre que puedo me gusta empezarlas a leer por orden de aparición, así que me compre el primer título: El lejano país de los estanques con ese propósito y pensando que tenía mucho tiempo deje la novela en una estantería, pues andaba preparando las maletas para pasar las navidades fuera de casa.

Durante el viaje de vuelta de las fiestas navideñas, encontré una novedad que me hizo mucha ilusión, la última novela de Anne Perry, de la serie del Inspector Pitt, cuya colección había leído hace tiempo y de la que tenía muy buenos recuerdos. 

Llegó el mes de febrero y leí y reseñe la novela de Anne Perry y, como me pareció poco, leí y reseñe otra más para el reto. Había olvidado totalmente la novela de Lorenzo Silva que había comprado con ese fin.

Pero, el lunes pasado, leyendo una reseña de Silvia en su blog “Entre montones de libros” de la novela de Lorenzo Silva La marca del  meridiano   ¡¡¡de repente  recordé la novela que había comprado!! la busque y me puse a leerla tranquilamente  y  de paso a quitarme el mal sabor de boca que me habían dejado las dos últimas novelas de este género que había leído y reseñado para el reto

La novela me la he leído en un “pis-pas” por lo que, con muchas prisas, he decidido en el último momento reseñarla y aquí está mi última aportación al reto del blog de Kayena.

Datos técnicos:


Título: El lejano país de los estanques

Autor: Lorenzo Silva

Nº de páginas: 248

Editorial: DESTINO

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9788423339907

Año edición: 1998



El autor (como voy un poco justa de tiempo, este apartado prácticamente lo he copiado de una reseña del blog de Kayena -espero que no le importe-)

Lorenzo Silva (Madrid, 1966). Antes que escritor ha sido auditor de cuentas, asesor fiscal y abogado. Pero hace ya doce años decidió colgar la toga y dedicarse de lleno a la literatura. Desde que comenzara su andadura en el mundo literario a finales de los noventa, ha cultivado diferentes géneros:


Novela:
  • La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997).
  • Noviembre sin violetas.
  • La sustancia interior.
  • El urinario.
  • El ángel oculto.
  • El nombre de los nuestros.
  • Carta blanca (Premio Primavera 2004)
  • Niños feroces.
  • Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia.
  • El cazador del desierto.
  • La lluvia de París.

Y, por supuesto, la serie de novela policíaca protagonizada por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro:
  • El lejano país de los estanques (Premio Ojo Crítico 1998).
  • El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000).
  • La niebla y la doncella.
  • Nadie vale más que otro.
  • La reina sin espejo.
  • La estrategia del agua
  • La marca del meridiano. (Premio Planeta 2012)

Relatos:
  • El déspota adolescente.
Libro de viajes:
  • Del Rif al Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos.
Libro-reportaje:
  • Al final, la guerra, junto a Luis Miguel Francisco
Ensayo:
  • El Derecho en la obra de Kafka.
  • Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo).
Sinopsis  (facilitada por la editorial):
La muerte de una misteriosa extranjera en una tranquila urbanización de Mallorca es el primer caso de una pareja de investigadores que está dando mucho que hablar.


En mitad de un tórrido agosto mesetario, el sargento Bevilacqua, que pese a la sonoridad exótica de su nombre lo es de la Guardia Civil, recibe la orden de investigar la muerte de una extranjera cuyo cadáver ha aparecido en una urbanización mallorquina.

Su compañera será la inexperta agente Chamorro, y con ella deberá sumergirse de incógnito en un ambiente de clubes nocturnos, playas nudistas, trapicheos dudosos y promiscuidades diversas. Poco a poco, el sargento y su ayudante desvelarán los misterios que rodean el asesinato de la irresistible y remota Eva, descubriendo el oscuro mundo que se oculta bajo la dulce disidia del paisaje estival.

A partir de una sabia mezcla de ingredientes policíacos, relaciones humanas y pinceladas de humor bien dosificadas, Lorenzo Silva construye una novela refrescante y llena de hallazgos.

Personajes:
El sargento Bevilacqua, protagonista indiscutible de la novela, un personaje que se hace muy atractivo, no por su físico, del que muy poco se nos cuenta, sino por su personalidad y sobre todo por que debajo de esa capa de hombre duro, a través de sus acciones y reflexiones, asoma su sensibilidad y humanidad. Lo poco que sabemos de él, ya que el autor parece que ha dosificado esta información, es que estudió psicología y que como no encontraba trabajo se preparó para ingresar en el cuerpo de la guardia civil y su ideal femenino es Verónica Lake, esa actriz de famosa melena rubia cuyo flequillo, frecuentemente,  le tapaba un ojo.



y que para poner en orden sus ideas decora figuras de plomo, por lo que en su equipaje de viaje siempre le acompañan un estuche de pinturas y pinceles y alguna figura.


Virginia Chamorro, empieza la novela como guardia de segunda, aunque cuando termina la novela la ascienden a guardia de primera.  Chamorro es una joven de veinticuatro años y aunque físicamente es atractiva, alta, rubia,  no es nada popular entre sus compañeros debido a su timidez.  Por seguir la tradición familiar, su padre era coronel de infantería de marina, había intentado entrar en otras academias militares, sin conseguirlo por lo que se conformó con ingresar en el cuerpo de la Guardia Civil. Tenía un buen expediente académico,  había terminado como número dos de su promoción, pero solo llevaba un año trabajando y aun le faltaba experiencia pero Virginia Chamorro acabará mereciéndose el respeto de su compañero el sargento Bevilacqua.

El brigada Perelló, responsable de la comandancia de puesto del pueblo donde se comete el asesinato.  Es militar de profesión y de vocación, un hombre de carácter, íntegro y cabal.

Eva Heydrich, la asesinada, de nacionalidad austriaca, era una mujer joven,  dotada de una gran  belleza  física y aun en mayor medida de un carácter disoluto y promiscuo era, además, de difícil trato y también propietaria de una gran fortuna por herencia de su madre.

En la novela encontramos otros personajes secundarios,  igualmente muy bien dibujados por el autor que se integran y complementan el desarrollo de la novela, sin los cuales ésta quedaría “coja”


Impresiones:  
El lejano país de los estanques, es la primera de una serie de novelas que Lorenzo Silva está escribiendo;  hasta la fecha ha publicado siete novelas, la última ha sido La marca del meridiano, que ha obtenido el premio Planeta 2012.

En esta primera novela de la serie, se nos presenta al Sargento Bevilacqua, al que todos llamaban Vila, por lo dificultoso de su apellido co-protagonista junto a la entonces guardia segunda Virginia Chamorro. 

A Belivacqua le asignan la investigación de un asesinato en una tranquila y pequeña localidad del sur de la isla de Mallorca y le imponen la presencia de la guardia segunda Chamorro como acompañante, contra su voluntad, ya que cree que no es la persona adecuada para ayudarle  en esta misión, aunque el motivo principal es que le gusta trabajar solo.

La historia está contada en primera persona por el sargento Bevilacqua y enseguida entramos en acción, sin rodeos,  se desarrolla en apenas una semana.  Esta cuajada de situaciones muy tensas y peligrosas en las que  ambos protagonistas  se ven obligados a desarrollar unas actuaciones nada “convencionales”  ya que las circunstancias que rodean el  asesinato así lo precisan. 

A pesar de ello, el autor con sus diálogos nos ofrece una novela en la que las nada convencionales situaciones  que se ven obligados a recrear los investigadores resultan creíbles y sus descripciones no dan lugar a dudas, y aunque el desenlace final da un giro totalmente espectacular en las últimas páginas, su esclarecimiento es totalmente convincente.

Recopilando: Me ha gustado mucho la novela y me ha gustado mucho también como escribe Lorenzo Silva, a quien sólo conocía por su “bloc del cartero”,  por todo ello, me declaro desde este mismo momento seguidora incondicional de Lorenzo Silva, de quien seguiré leyendo cuanto de él caiga en mis manos.

Para finalizar os dejo un párrafo en el que el sargento Bevilacqua comparte con nosotros sus reflexiones sobre la jerarquía en el ejército, que me ha parecido muy interesante:

“-A sus órdenes, mi comandante -aullé. En la vida civil se desconocen las grandes ventajas que proporciona el trato rígidamente jerárquico. Es algo que a medida que se extiende la confusión social y moral en todas las esferas va quedando más y más olvidado. Pero la distancia de la relación jerárquica, sobre todo cuando se somete a algo superior a mando y subordinado (como pasa en el ejército, siempre), ofrece una adecuada protección y un grado importante de libertad. Que uno debe hacer lo que le salga de las narices al jefe, dentro de un orden, es un axioma que vale para cualquier actividad remunerada y muchas gratuitas. Pero, una vez constatada esa circunstancia, la defensa que de la propia intimidad y de la conciencia individual proporciona un sistema como el militar no tiene equivalente en la vida civil. Cuando uno le grita a su superior que está a sus órdenes lo pone a tres metros de distancia y desde esa seguridad, puede al mismo tiempo empeñar toda su alma en ensuciar la memoria de la madre que lo parió. Pereira no era mal tipo, y no llegué a ese extremo, pero si yo hubiera sido menos comprensivo muy bien habría podido hacerlo mientras estaba firme ante él.”

Esta reseña participa en esta iniciativa:

domingo, 17 de febrero de 2013

Crepúsculo en Oslo (I) y (II) - Anne Holt

Animada por los comentarios que recibí después de publicar mi primera reseña para la iniciativa del blog de  Kayena  “mes temático sobre novela negra, policíaca y de misterio”, me decidí a leer y reseñar otra novela.  Como mi fondo de libros actualmente es muy escaso, me fui a la Biblioteca Municipal a ver si encontraba alguna novela para reseñar. Llegue un poco tarde  por lo que precipitadamente cogí del estante de novela negra dos pequeñas novelas, el título era sugerente: Crepúsculo en Oslo (I) y (II) y esa misma noche empecé a leerlas, de una en una claro.     

Datos técnicos
Título: Crepúsculo en Oslo
Autora: Anne Holt
Título original: Det som aldri skjer
Traducción: Cristina Gómez Baggethun
Traducción: Cristina G. Baggethum
Editorial: Diario Público

Biografia de la autora (de Wikipedia)

Anne Holt es una escritora y política noruega de novelas policiacas.

Nació en Larvik (Noruega), el 16 de noviembre de 1958. Creció en Lillestrøm y en Tromsø, y se trasladó a Oslo en 1978 donde reside actualmente con su pareja Anne Christine Kjær y su hija Iohanne.

 Holt se licenció en derecho en la Universidad de Bergen en 1986, y trabajó para la Corporación de Radiodifusión Noruega (NRK) en el periodo 1984-1988. Después en el Departamento de Policía de Oslo durante dos años. En 1990 ejerció como periodista y editora jefe de informativos de un canal televisivo noruego.  Anne Holt abrió su propio bufete en 1994, y fue ministra de Justicia en el gobierno de Thorbjørn Jagland durante unos meses (Noviembre/1996-Febrero/1997). Dimitió por problemas de salud.

Sus novelas, publicadas en más de 25 países, la han convertido en uno de los referentes de la novela escandinava actual.


Argumento

En los alrededores de la ciudad de Oslo, una conocida presentadora de televisión aparece asesinada en su domicilio. El superintendente Yngvar Stubo y el inspector Sigmund Berli, del Servicio Nacional de Investigación Criminal (Kripos), llevan a cabo la investigación.

Todo apunta a que se trata de un asesino en serie, que planifica sus crímenes meticulosamente. Mientras Stubo y su ayudante Berli se vuelcan en el minuncioso análisis de los detalles que rodean cada crimen -aunque sin mucho éxito-, Inger Johane, esposa de Stubo y también policía aunque de baja por maternidad, no puede evitar implicarse en la investigación, empezando por descubrir algunos indicios que propiciarán el desenlace final.


La acción acontece entre los últimos días de diciembre de 2003 y junio de 2004, y está ambientada en los alrededores de la ciudad de Oslo, donde ocurren los asesinatos

y en Villefranche en la Riviera Francesa, cerca de Niza donde una de las protagonistas está pasando sus vacaciones.

La novela está dividida en un breve “prologo”, 17 capítulos y un falso epílogo, en el que la autora explica dos de las citas del libro y, además formula sus agradecimientos.

Personajes:
Los policías:

Yngvar Stuvo  Es superintendente del Servicio Nacional de Investigación Criminal (Kripos). Está casado con la también policía Inger Johanne Vick. Es un detective con una gran experiencia y que ha pasado por una situación personal muy dura.  Es sin duda el personaje principal  de la novela,  despierta una gran empatía

Inger Johanne Vik – Casada con Stuvo, además trabaja como detective  en la misma sección que Stubo y Berli, durante esta investigación se encuentra de baja por maternidad por el nacimiento de su segunda hija. Unos años antes, trabajo en el FBI como “profiler”, experiencia que le dejo una marca muy profunda. Mujer de una gran personalidad y que se encuentra en un momento difícil de su vida.

Sigmund Berli, el  inspector compañero y además buen amigo de Stubo,  es un policía muy peculiar y que acaba cayendo bien.


Las víctimas y su entorno

Fiona Helle, la primera víctima.  Diplomada en Historia del Arte. Trabajaba como presentadora de un “reality show” de mucho éxito en la televisión pública noruega.  Mujer calculadora y de éxito. Casada con Bernt Helle y madre de una hija.

Mats Bohus  hijo de Fiona, lo tuvo a los 16 años y que lo dió en adopción. Está internado aunque no de forma permanente en un centro psiquiátrico desde los 18 años. Tiene trastorno bipolar y es maniaco-depresivo.

Viveke  Heinerback,  segunda víctima.  Se dedicaba a la política y se le vaticinaba un gran porvenir, había sido elegida como líder juvenil de su partido.  Una mujer joven, elegante y popular.

Trond Arnesen. Su novio, un joven muy atractivo.  Se iban a casar en unos meses.

Vegard Krogh,  la tercera víctima,  un escritor fracasado e impopular.  

Havard Stefansen, la cuarta víctima.  Corredor olímpico de Diatlón,  había ganado varias medallas en las olimpiadas pero por sus comentarios y mal carácter tenía muy mala fama, era arrogante y muy mal perdedor.

Conclusión

Ya en la primera página, especie de  prólogo, nos encontramos con un párrafo  que nos descoloca, aunque como es la primera página, pues lo dejas ahí, a la  espera de los acontecimientos.  Pasamos página y nos encontramos con el primer capítulo.  

La novela arranca con fuerza,  la acción se inicia prácticamente sin preámbulos en el escenario del macabro asesinato de la primera de las víctimas, una famosa presentadora de un “reality show” de la televisión pública noruega. Un escenario muy bien representado, con mucho detalle y los personajes que van apareciendo bien dibujados. 

Pero, enseguida la narración, se emborrona y pierde fluidez, se hace difícil de seguir.  La trama no es consistente,  de un lado nos encontramos con que la investigación de los asesinatos va dando bandazos; de otro  con la detalladísima crónica de la vida familiar y doméstica del detective Stubo, también por la cantidad de personajes que intervienen (y aunque esto no es culpa de la escritora con los nombres tan difíciles que tienen!!!) y por último, lo que, en mi opinión complica más su lectura: los saltos que va dando la autora para intercalar el escenario en el que se mueve la misteriosa mujer que, por lógica, enseguida se intuye que se trata de la asesina, y de la que sólo nos falta conocer el móvil, que, obviamente,  hasta el final, la autora no nos descubre.


Un final, que además se hace demasiado largo (sobran unas cuantas hojas), y que a mi particularmente no me ha parecido nada creíble. 

Esta reseña participa en esta iniciativa:


sábado, 2 de febrero de 2013

Traición en Lisson Grove


DATOS TECNICOS
Título: Traición en Lisson Grove
Título original: Treason at Lisson Grove
Autor: Anne Perry
Colección: Thomas Pitt
Editorial: Debolsillo
ISBN: 978-84-9989-990-9
Fecha de publicación: 2012
Páginas: 384 
Presentación: Tapa blanda


En su día, aun no me explico  porque, me apunté a la iniciativa del blog de  Kayena  “mes temático sobre novela negra, policíaca y de misterio”, y lo único que se me ocurre es que debió de ser en un momento de debilidad extrema de mis neuronas,  digo esto porque yo no hago reseñas literarias, pero como  ya no valen lamentaciones aquí estoy, dándole vueltas a esta reseña para ver como lo hago, y es que cuando me comprometo a “lo que sea” no paro hasta que sale adelante. 


Para esta primera (y me parece que última) reseña que presentaré a este reto  me paso algo curioso, os lo cuento,

Andábamos por el año 2000, cuando cayó en mis manos una novela de Anne Perry, ahora ya no me acuerdo cual era el título, de la serie del inspector Pitt.  Se trataba de una novela de misterio  ambientada en el Londres de la época victoriana, en una socidad clasista y encorsetada. Los personajes son atractivos y están bien dibujadoss por la autora. Se trataba de una novela de misterio e intriga, con una la trama  bien argumentada y dinámica y el desenlace está muy conseguido.  Después me entere de que esa novela formaba parte de una colección y poco a poco seguí  leyendo los demás títulos de la serie, que seguían sorprendiendome.

La primera novela de esta colección se publicó en 1979, y desde entonces, con  frecuencia prácticamente anual, la autora fue publicando una tras otra las novelas que componen la serie, con gran interés.

En esas, llegamos al año 2005, cuando leí la que hasta ahora había creído que era la última novela (la número 25 de la serie), titulada  "Los anarquistas de Long Spoon Lane”, mi suposición estaba basada en el hecho de que desde entonces y hasta el 2008 no volvió a publicar otra novela de este protagonista (de lo cual me enteré al preparar esta reseña) y, también porque, esta prolífica autora, desde 1990, estaba simultaneando la publicación de  novelas de la serie del Inspector Pitt, con las del detective Williams Monk, y además había empezado  a publicar novelas de mayor tamaño, como la serie dedicada a la primera guerra mundial, o la serie de historias navideñas.

Y, aquí llega lo curioso,  hace unos días, cuando volvía por carretera de pasar las fiestas navideñas  con la familia, al parar en uno de esos restaurantes de autopista, ya sabéis que en estos lugares tienen de todo, incluida una sección de librería, y como yo cuando veo una estantería de libros no me muevo de allí hasta que no he visto todos los títulos, pues  descubrí, para mi sorpresa la novela número 26 de la serie de Pitt: Traición en Lisson Grove. 

Enseguida me paso por la cabeza el reto del blog de Kayena y la compre, pensando en que como había leído las 25 novelas anteriores y conozco a los personajes,  me resultaría más fácil reseñarlo.

Pues bien, leí la novela, y aquí estoy intentado hacer la reseña, que me está resultando bastante difícil, pero,  voy a ir por partes: 

La autora:

Sobre Anne Perry, cuyo nombre autentico es Juliet Marion Hulme,  se podría escribir una novelas  ya que fue la protagonista de un oscuro episodio acaecido en su juventud, que sirvió  como base de la película, “Criaturas celestiales” , rodada en 1994
  

Y, como creo que dicho episodio, a estas alturas, todo el mundo lo conoce,  voy a ceñirme a la biografía que se ofrece en la novela.

 “Anne Perry nació en Blackhearh, Inglaterra, en 1938.  Su escolarización fue interrumpida en varias ocasiones por los frecuentes cambios de domicilio y sucesivas enfermedades, que la llevaron a dedicarse a la lectura apasionadamente.

Su padre trabajó como astrónomo, matemático y físico nuclear.  Él fue quien la animó a dedicarse a la escritura.

Tardo veinte años en publicar su primer libro.  Durante todo ese tiempo tuvo diferentes  trabajos para ganarse la vida y dedicarse a lo que realmente era su pasión: escribir. 

Su primera novela sobre la serie del inspector Pitt, editada en 1979, fue Crímenes de Cater Street, publicada también en esta colección.  Anne Perry se ha consagrado como una  consumada especialista en la recreación de los claroscuros, contrastes y ambigüedades de la sociedad victoriana.  Su serie de novelas protagonizadas por el inspector Pitt y su perspicaz esposa Charlotte es seguida por millones de lectores en todo el mundo.”

Sinopsis:

 “En la brumosa ciudad de Londres hay un hombre desangrándose.  Se trata de un confidente de Thomas Pitt, y, al tiempo que la vida abandona  su cuerpo gravemente herido, la relevante información que debería haber llegada a oídos del inspector se pierde sin remedio.  Sin ninguna otra pista sobre el caso, Pitt sigue al presunto asesino hasta la pistoresca costa de Saint Malo, Francia.

Por su parte, el supervisor de Pitt, Victor Naraway, ha sido culpado de robo y destituido de su posición.  Con su mejor hombre atrapado en el extranjero y su honor gravemente comprometido, no tiene otro remedio que acudir a la inteligente y perspicaz Charlotte en busca de ayuda.

Pero, mientras el matrimonio Pitt se afana en desentrañar sus respectivos misterios, una terrible conjura se forja en la oscuridad, una traición que ninguno de los dos podría haber imaginado jamás.  Desde las costas de Irlanda se extiende una sombría y peligrosa conspiración que amenaza con acabar con el mismísimo Imperio británico”


Los personajes:
Los principales  personajes de esta novela son los siguientes:
Thomas Pitt: Su padre era guardabosques en un latifundio y a Pitt se le permitió compartir las lecciones con el hijo de la casa. La serie empieza con Pitt como Inspector de policía, pero gracias a sus éxitos fue promocionándose, hasta llegar a Superintendente, más tarde deja la policía y se une a la Brigada Especial, en la que ocupa el cargo de ayudante de Victor Narraway el máximo responsable de la Brigada Especial.

Charlotte, la Sra. Pitt: En esta novela es la protagonista principal.  Proviene de una familia de clase alta a la que renunció cuando se casó con Pitt. Colabora con éste en la resolución de los casos que tienen relación con la aristocracia inglesa ya que por su origen, y con la colaboración de su hermana y Lady Vespasia,  puede acceder a los ambientes en los que el inspector nunca podría llegar. Charlotte renunció a los privilegios que por nacimiento le correspondían por amor, es inteligente, espontánea y valiente.

Victor Narraway: Es el jefe de Pitt y éste se siente en deuda con él pues Narraway le colocó  en la Brigada Especial donde Narraway era el máximo responsable él cuando se vio obligado a dejar la policía. La autora lo ha dibujado con un tipo duro, pero con gran corazón.

Lady Vespasia Cumming-Gould: es una adorable anciana, tía del primer marido de Emily, la hermana de Charlotte (a la que en esta novela no le han dado papel),  inteligente y llena de energía. Su nombre abre cualquier puerta en las mansiones de la alta sociedad londinense.

La acción
Se desarrolla en dos lugares distintos, por un lado Thomas Pitt, con su ayudante, siguiendo a un asesino atraviesan el Canal de la Mancha y llegan a Saint Malo en la costa francesa y, mientras Narraway, el jefe de Pitt,  con Charlotte, la mujer de Pitt, se desplazan hasta Irlanda, para descubrir una traición que ha puesto a Narraway en la peor situación posible.

Conclusión:
Empecé a leer la novela con mucha ilusión hasta que, cuando llevaba un tercio, más o menos, me di cuenta de que el argumento se iba enmarañando cada vez más, la novela se hacía pesada y lenta, con situaciones reiterativas e impensables para la época y los lugares, en los que se desarrolla la acción, ese Londres victoriano, marcado por las diferencias sociales y la hipocresía; una novela  con cantidad de personajes  secundarios, sobre todo en la parte que se desarrolla en Irlanda, que lo único que consiguen es confundir y aburrir, sobre todo cuando al final te das cuenta que no pintan nada en el desenlace.

Un final que concluye de una forma totalmente predecible, que, en mi opinión es lo peor que puede pasar en una novela de suspense. Resumiendo esta vez Anne Perry no me ha atrapado

Esta reseña participa en la iniciativa: