viernes, 30 de noviembre de 2012

O Cebreiro (Lugo), degustación de Cocido

Desde que vivo en Ribadeo, había oído hablar de los tradicionales cocidos que en estas fechas son tan típicos en muchas localidades cercanas, pero aun no me había decidido a ir a ninguno de estos eventos.  Pero hace unos días una amiga, con la que  comparto afición por las escapadas y por la comida, me comento de ir a comer un cocido en O Cebreiro, y como es un lugar del que he oído hablar mucho y muy bien y por el que, cuando viajamos a Madrid,  pasamos  muy cerca pero que por no salir de la autovía nunca nos detenemos, me pareció una oportunidad estupenda y sin más me apunté al evento, la escapada se organizó para el sábado 24 de noviembre pasado. 

Salimos de Ribadeo con sol y una temperatura muy agradable para las fechas en las que nos encontramos,  pero como las previsiones climatológicas no eran muy favorables y O Cebreiro que está a 1.300 metros de altitud es una de las localidades mas frías de Galicia nos abrigamos bien.
De Ribadeo a Cebreiro hay 152 Kms. aproximadamente dos horas de viaje.  Salimos sobre las 10 de la mañana,  antes de llegar a la autovía en Baleira paramos a tomar un café, como el sol seguía acompañándonos,  tome estas bonitas fotografías de los campos con sus colores de otoño:




Continuamos el viaje hasta que llegamos a O Cebreiro

Acceso:  
Desde Madrid, tomamos  la autovía A-6,  dirección a  A Coruña hasta la salida 431, Pedrafita do Cebreiro.  Y si vamos desde La Coruña, hay que tomar la salida 432. O Cebreiro está situado a 6 km de la salida de esta  autovía, con lo cual es muy fácil y cómodo llegar allí.

 O Cebreiro, una parroquia  del concello de  Pedrafita do Cebreiro, en la provincia de Lugo, es solamente una pequeña aldea rural que tiene 13 habitantes, pero  esta pequeña aldea,  a pesar de su reducido tamaño, es muy conocida por varios motivos, el primero, en orden cronológico,  fue que ya los romanos la utilizaron como vía de acceso al centro de Galicia, vía que luego seguirían los peregrinos y, después por su famoso “Milagro de O Cebreiro” que más adelante os relataré.

Según íbamos subiendo  por la carretera que sale desde Pedrafita hacia O Cebreiro,  el sol nos empezó a abandonar, aun así íbamos  disfrutando  de un bonito paisaje,  pues la aldea se encuentra ubicada en la zona de las sierras de Os Ancares y O Courel, y forma parte de la Reserva de la Biosfera de Os Ancares de Lugo.  

Al llegar, sobre las 12 de la mañana, paramos en el cruceiro y fuimos rodeando hacia la aldea, unos 100 metros, disfrutando de las vistas. 

Desde el alto en el que se encuentra la aldea, veíamos un precioso paisaje  en el que el sol todavía iluminaba a lo lejos algunas zonas.  Mientras llegábamos a la aldea se estaba instalando una  ligera niebla, y cuando llegamos a la entrada de la aldea fue una impresión  extraordinaria, nos encontramos en un enclave en el que tuvimos la impresión de que el tiempo se hubiese detenido, un lugar diferente…   mágico.


Como aun nos quedaba tiempo antes de la comida, y el tiempo amenazaba lluvia estuvimos dando un paseo, por si acaso mas tarde no podíamos hacerlo.  Visitamos la iglesia parroquial, paseamos por las calles, entramos en las tabernas y tiendas y esto es lo que vimos:

Los edificios
La aldea esta formada por un puñado de casas, principalmente dedicadas a dar servicio a los peregrinos y turistas que la visitan (alojamiento, restaurantes, tiendas de recuerdos, bares) de sólida construcción, en piedra con techos de pizarra, las calles empedradas y cuando llueve, como sucedió durante nuestra visita, adquieren ese brillo que les da tanta luz.




Las Pallozas
Son unas construcciones prerrománicas típicas de esta aldea, de sencilla construcción circular con el techo de paja con forma cónica, que mantienen en perfecto estado de conservación. Una de ellas esta dedicada a Museo Etnográfico y se puede visitar.



Foto tomada de la web: foro.tiempo.com

El Santuario de Santa María la Real de Cebrerio:

Para empezar, transcribo un párrafo de la historia de este lugar:   

“El Priorato de O Cebreiro sobrevivió llevando una vida artificial hasta el fin de sus días. Y pudo sobrevivir gracias a que los monjes edificaron y explotaron un mesón con el que conseguían fondos suficientes para el mantenimiento del hospital. Pero apenas si les dejaron el tiempo suficiente para lograr rehabilitarse, pues enseguida se presentó una situación mucho peor que quebró todas las esperanzas y significó la muerte del Priorato y del hospital. Este fatídico momento tiene un nombre y una fecha: Exclaustración, 1835…
…Pero lo cierto es que esta política iniciada por Mendizábal en el 1835 fue alcanzando, tarde o temprano, a casi la totalidad de los conventos y monasterios de España. En tal estado de cosas O Cebreiro no iba a ser una excepción. En el año 1854, como consecuencia de la Ley de Desamortización de los bienes eclesiásticos, o monasterio de O Cebreiro debe dejar de existir como tal y los monjes benedictinos se vieron obligados a abandonarlo…”
 
Y, ahora os relataré el acontecimiento que dio nombre al monasterio "El Santo Milagro":

La historia refiere como un día de invierno, con mucho frío y nieve, un campesino de la aldea de Baixamaior, perteneciente a esa parroquia,  acudió a misa como siempre, a pesar del mal tiempo.  El sacerdote pensó para sí mismo que el campesino podía haber muerto de frío en el camino, sólo para arrodillarse delante de un poco de pan y vino.  En el momento de la consagración la hostia se transformo en carne y el vino en sangre, entonces la imagen de la Virgen María que estaba colocada delante del altar mayor inclino la cabeza para adorar el cuerpo y la sangre de Cristo.”

El templo:  De factura prerrománico, fue fundado por monjes benedictinos en el siglo IX, de planta basilical tiene tres naves y torre.
Fue restaurado en 1962, pues estaba en una situación ruinosa después de dos grandes incendios, en el  exterior tiene a un lado el cementerio y al otro la Hospedería

 


La talla de la Virgen: Es una imagen de Santa María la Real, la Virgen del Santo Milagro, pieza románica del siglo XII, restaurada en 1971.


Capilla de San Benito: Situada en la nave norte  y dedicada a  San Benito, en recuerdo a los monjes de esa orden  que estuvieron allí hasta 1853, y que se fueron como consecuencia de la desamortización de Mendizábal.


El baptisterio:  Se encuentra en la entrada en la parte  izquierda, y  cumple con el canon antiguo de separación del templo.  Allí podemos ver la gran pila bautismal  del siglo XVII, que se usaba para el bautismo por inmersión.


Capilla del Santo Milagro: en la que se encuentran el altar con las reliquias del milagro: el Cáliz, la patena y el relicario y  los sepulcros del sacerdote y el campesino que están enterrados uno junto al lado del otro bajo dos arcos al lado del altar.



La Hospedería: Se encuentra al lado del templo y después de una importante restauración se abrió al público en 1966, en su interior conserva un relieve de la edad de bronce.
Después del paseo de reconocimiento, y como la lluvia empezaba a arreciar, nos refugiamos en  la “Venta Celta”, un mesón muy acogedor, en el que se estaba muy bien al calor de una buena chimenea, allí tomamos unos vinos.




La comida
Y cuando se estaba acercando la hora de nuestra reserva nos fuimos a comer. Teníamos una reserva en el restaurante del Hotel Cebreiro a las 13:30, para comer un “cocido tradicional”, normalmente no es necesario hacer reserva, pero si llamas diciendo que vas es mejor, el cocido no se hace en unos minutos, por lo que es mejor avisar… 


mientras nos prepararon la mesa, nos quedamos en el bar, se estaba muy bien, gracias  a la chimenea que tenía una buena lumbre.
  

Allí estuvimos esperando unos minutos hasta que nos avisaron de que nuestra mesa estaba preparada. Después de visitar los monumentos, nos apetecía una buena comida. 


Una vez estuvimos  sentados a la mesa empezó el desfile de platos.  Primero  nos sirvieron  una fuente con la sopa.  Mis compañeras de viaje, que ya sabían como iba ésto, sólo tomaron un plato, pero yo que era la primera vez que asistía a un evento de estas características me tome dos platos y no repetí nuevamente, porque me avisaron a tiempo, pero lo hubiera hecho de buen grado.

Después de la sopa, aparecieron las fuentes:
  • Grelos con patatas cocidas

  • Garbanzos con chorizos y carrilleras troceadas:

  • Lacón y cabeza:



  • Otra fuente con butelo:


Y este es el plato que me servi: 

Y, así es como lo deje:



 Además de todo esto, después llegarón los postres:
Tarta de Santiago, frixuelos y queso de cebreiro con membrillo:


 Y por supuesto, no podía faltar un buen café y para acompañarlo un buen orujo:
 









 





Pues bien,  menos del orujo, que no bebo, de todo lo demás di cumplida cuenta.

Y todo este menú, por 20€ por persona.

Después, ya no nos importó ni el frío ni la lluvia que empezó a caer y nos dimos otro paseo para que bajase, algo, la comida y a casa.


domingo, 18 de noviembre de 2012

Sorteo 250 seguidores blog de Blair


Blair, del blog Mis lecturas de cabecera ha llegado a los 250 seguidores, y para celebrarlo sortea  el libro: Querido, quería contarte, de Louisa Young.

El libro tiene una pinta estupenda, por lo que he decidido participar en el sorteo y animaros a que también participéis.  Las bases, como siempre son muy sencillas, os pongo un enlace para que las consultéis, el plazo para apuntarse termina el 16 de diciembre.

Mis felicitaciones para Blair por llegar a tan importante número de seguidores y por tener un blog tan ameno.  Un beso


miércoles, 14 de noviembre de 2012

Sorteo Noviembre de celebración 2, en el blog de O meu cartafol


Cartafol, del blog de O meu cartafol,  esta celebrando que su blog cumple dos años por todo lo alto, y para ello ha organizado dos sorteos de libros,  el primero se me paso y no pude participar, pero  este segundo no me lo pierdo, y aquí estoy publicando esta entrada para que esta vez no se me pase el plazo. Los libros son:

v Nadie Sabía, de Aurea L. Lamela (en formato digital)
v No hables mal de mi al niño, de Julia Villares Anllo (en papel)

Las normas del sorteo, muy sencillas, os las pongo aquí.

martes, 13 de noviembre de 2012

Y llegó el otoño ¡qué maravilla!

El pasado 22 de septiembre llegó el equinoccio de otoño, este día el centro del sol, visto desde la tierra cruza el ecuador por lo que la duración del día y de la noche prácticamente coinciden.  El otoño  durará 89 días y 20 horas para acabar el 21 de diciembre, con la llegada del invierno. 


En la LU-750, entre Baleira y Meira

El otoño, la estación en la que los días se van acortando rápidamente y se vuelven fríos y lluviosos. 
 

El paisaje cambia, y aunque sigue dominando el verde y, a poco que el sol ponga de su parte,  se produce una explosión cromática, los árboles de hoja caduca, antes verdes,  ahora aparecen completamente diferentes, sus hojas son cascadas de amarillos, anaranjados llegando a tonos rojizos.  


Pero, este maravilloso espectáculo apenas dura unos días,  hasta que el fuerte viento las arranca y nos deja los suelos alfombrados con ellas.



El otoño, para algunos la estación más nostálgica,  como para Serrat  ...Pintaron de gris el cielo y el suelo se fue abrigando con hojas, se fue vistiendo de otoño. La tarde que se adormece parece un niño que el viento mece con su balada en otoño. Una balada en otoño, un canto triste de melancolía, que nace al morir el día. Una balada en otoño, a veces como un murmullo, y a veces como un lamento y a veces viento. Llueve, detrás de los cristales, llueve y llueve sobre los chopos medio deshojados, sobre los pardos tejados sobre los campos, llueve...


                                    

Y aunque es esta una época que a much@s pone melancólic@s,  yo la disfruto muchísimo, a pesar de que el calor nos abandona, llegan las lluvias, los días son mas cortos, etc. estas inclemencias se compensan por sus colores tan especiales, su olor. 



Me gusta pasear por el monte bien abrigada con botas de agua e impermeable, buscar setas, coger endrinas,  me apetece comer castañas asadas,  tomar sopas calientes  y guisos contundentes, sentarme en una cafetería para tomar chocolate caliente con churros…

Foto del blog.tierradefrontera.es
Como vivo en un lugar en el que predominan los arboles de hoja perenne, el pino y el eucalipto, el verde es  color que manda y, en este sentido apenas se percibe el cambio de estación, pero hace unos días a mi marido le surgió un viaje de trabajo en coche, le acompañé con la ilusión de que en la ruta que íbamos a hacer  los árboles aun no hubiesen perdido sus hojas y poder disfrutar de los paisajes que tanto añoro, los paisajes de otoño. 


Y tuve suerte, pues disfrute de un viaje precioso, con el típico clima de otoño,  temperatura suave, lluvia,  nieblas matinales y tardes de paseo, pero sobre todo con un colorido maravilloso, por eso publico esta entrada, para compartir con vosotros  algunas de las fotos que tomé desde el coche, cuando volvíamos a casa.


Otro de los fenómenos que el  otoño nos depara es la lluvia de meteoros, la próxima es la de Las Leónidas, que se producirá alrededor del 17 de noviembre pero la más intensa suele ser la de Las Gemínidas, que se produce sobre el 13 de diciembre.
 
Carracedo del Monasterio, desde la A-6

Y, como me gustan mucho las citas, aquí os dejo algunas dedicadas al otoño:

§   El otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor. (Albert Camus)
§   ¡Delicioso otoño! Mi alma está muy apegada a él, si yo fuera un pájaro volaría sobre la tierra buscando los otoños sucesivos. (George Elliot)
§   Hay una armonía en otoño, y un brillo en su cielo, que durante el verano no se escucha o se ve, como si no pudiera ser, como si no hubiera sido! (Percy Bysshe Shelley)
§   Cada hoja habla de felicidad para mí, agitando los árboles de otoño. (Emily Bronte)
§  No puedes ocultar tus verdaderas intenciones al acercarte al otoño de tu vida. (Autor desconocido)
§  Era uno de esos días perfectos del otoño inglés que se producen con más frecuencia en la memoria que en la vida. (P.D. James)
§  El otoño siempre ha sido mi estación favorita. El momento en que estalla todo con su belleza pasada, como si la naturaleza hubiera estado ahorrando todo el año para el gran final. (Lauren DeStefano)
§  El invierno es una aguafuerte, primavera una acuarela, un óleo de verano y otoño un mosaico de todos ellos. (Stanley Horowitz)
§  Ahora el fuego del otoño quema lentamente por el bosque y día a día las hojas muertas caen y se funden. (William Allingham)
§  Nada es más fugaz que la forma exterior, que se marchita y se altera como las flores del campo en la aparición de otoño. (Umberto Eco)
§  El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara admirablemente el solemne adagio del invierno.(George Sand)
§  No puedo ser sin que las hojas vuelen y vuelvan a la tierra.(Pablo Neruda)
§  Te regalo un otoño, un día entre abril y junio, un rayo de ilusiones, un corazón al desnudo. (Juan Luis Guerra)


Y, para terminar os dejo un poema de Juan Ramón Jiménez, también dedicado al otoño:

Esparce octubre, al blando movimiento
del sur, las hojas áureas y las rojas,
y, en la caída clara de sus hojas,
se lleva al infinito el pensamiento.

Qué noble paz en este alejamiento
de todo; oh prado bello que deshojas
tus flores; oh agua fría ya, que mojas
con tu cristal estremecido el viento!

¡Encantamiento de oro! Cárcel pura,
en que el cuerpo, hecho alma, se enternece,
echado en el verdor de una colina!

En una decadencia de hermosura,
la vida se desnuda, y resplandece
la excelsitud de su verdad divina.

El bloguero invisible, iniciativa del blog de Kayena


Hace unos días Kayena me sorprendió (por lo temprano de la convocatoria) con su genial iniciativa del bloguero invisible, con la que tan buenos momentos  vivimos la ultima navidad. ¡Y hay que ver,  sin darnos ni cuenta ya está en marcha la segunda edición! 

Por supuesto, inmediatamente le puse un comentario a Kayena indicándole que quería participar en el evento,  diciéndole que una vez determinara que novela iba a poner a disposición de quien la suerte o el Ramdom.org decida. 

Esto, en apariencia tan sencillo me ha costado lo suyo, pues hace solamente unas semanas  me desprendí,  para una buena causa,  de un cajón de libros, mis adquisiciones de los últimos años,  por lo que he tenido que rebuscar en las estanterías en donde guardo mis intocables (esos que ni enseño, por si acaso) y, menos mal que encontré entre ellos algunas novelas que ni sabía que tenía en unos casos o que había olvidado que las tenía en otros.  

Pues bien,  hice una primera selección, en la que descarte los que no estaban presentables, pues había algunos que, debían ser de mi padre, como poco, pues las páginas estaban amarillas.  Después hice otra, esta vez deseche los que, por el tiempo que tienen, puedo volver a leer, si es que alguna vez los leí, pues  no me acuerdo de nada y, por fin me decidí, el seleccionado ha sido la novela de Matilde Asensi,  Todo bajo el cielo, que espero os guste.


Y aquí os dejo la sinopsis:

“Una gran aventura en China tras el tesoro del Primer Emperador.

Elvira, una pintora española afincada en París, recibe la noticia de que su marido ha muerto en su casa de Shanghai. Acompañada por su sobrina, parte desde Marsella en barco para recuperar el cadáver de Rémy sin saber que este viaje es sólo el principio de una gran aventura por China en busca del tesoro del Primer Emperador.

Al pisar por fin tierra firme después de una travesía interminable, comenzará para Elvira y Fernanda la mayor peripecia que nunca hubieran imaginado vivir. Sin tiempo para reaccionar, se verán perseguidas por los eunucos imperiales y los sicarios de la Banda Verde, que quieren robarles el «cofre de las cien joyas».

Huyen en un viaje apasionante por el corazón de China hasta Xi'an, donde, con la ayuda del anticuario Lao Jiang, la sabiduría oriental del maestro Jade Rojo y la inteligencia de Biao, podrán descifrar las claves y superar las arriesgadas pruebas para encontrar el tesoro de la tumba del Primer Emperador y la última pieza del secreto mejor guardado de la historia de la Humanidad.”

Y, por si a alguien que lea esta entrada y que no conoce esta divertida iniciativa le apetece apuntarse, las normas son muy sencillas, aquí os dejo el enlace.


Bueno, pues la cuenta atrás ha comenzado, según el calendario que Kayena ha establecido, ahora a esperar con ilusión que todo salga tan bonito y tan bien organizado como el año pasado.