lunes, 30 de enero de 2012

MONDOÑEDO (Lugo) - “As San Lucas”

Estaba desayunando y, mientras leia “La Voz de Galicia”,  me entere que en Mondoñedo celebraban las fiestas de San Lucas  una de las más importantes ferias tradicionales de Galicia.

Y, como en varias ocasiones habíamos hecho planes para ir  pero, lo que pasa aquí en Galicia, que amanece un día magnifico y al rato se nubla y comienza a llover y aunque la lluvia apenas dure unos minutos pues los planes se echan atrás, pero esta vez, afortunadamente, no fue así y el día siguió soleado y con una temperatura excepcional para ser el mes de octubre, así que nos preparamos y nos fuimos a conocer Mondoñedo.

Yo soy de la opinión de que no es la mejor forma de conocer un lugar, durante las fiestas locales pero había que aprovechar la ocasión.  Llegamos (desde mi casa apenas hay 39 Kms. por lo que en poco mas de media hora estábamos allí) y antes de entrar al pueblo  dejamos el coche en un aparcamiento que habían preparado para que los coches no circularan por el centro, así pues, dejamos el coche allí y subimos andando por una calle muy empinada hacia el centro del pueblo.  La calle estaba repleta de puestos ambulantes, donde se vendía toda clase de mercancías, comida, vestidos, carteras,  productos de otros países, etc.

Nuestra primera parada fue en el Santuario de la Virgen de los Remedios.  Se encuentra a la entrada de la ciudad, en un lugar conocido como Pena de Outeiro. Data del siglo XV, cuando se construye una pequeña ermita y un albergue para los peregrinos pero esta construcción, debido a su estado ruinoso, sufrió varias reformas . Su planta es de cruz latina, aunque sus naves cubiertas por bóvedas de cañón, parecen del mismo tamaño.


Visitamos también la iglesia de Santiago, también conocida como Iglesia Nueva.  Se empezó a construir en 1890, pero por falta de medios tuvieron que interrumpir las obras por lo que hasta los primeros años de 1900 no terminaron su construcción




Seguimos andando y llegamos hasta la plaza del Ayuntamiento, toda esa zona estaba muy animada, con mucha gente paseando y sentados en terrazas, pasaban comparsas y grupos de gaiteros tocando y cantando, se estaba muy bien.


Calles, casas, fachadas ...


   








        


En esto se nos hizo la hora de comer y nos sentamos en una terraza, no comimos muy bien, tampoco esperábamos mas, pues en fiestas y en fin de semana, es casi imposible encontrar un sitio para comer bien sin reservar antes, así que comimos de raciones y después tomamos café en una terraza en la plaza de la catedral, una preciosa plaza de planta rectangular, con soportales  y antiguos comercios, y como se estaba tan bien en la terraza nos pasamos allí un buen rato mientras admirábamos el exterior de la catedral cómodamente sentados.  




También aproveche para hablar con el propietario de una tienda de antigüedades  en los soportales, que principalmente era relojero, pero también tenía una gran exposición de bonitas máquinas de fotos de todas épocas en su escaparate y que muy amablemente me enseño su tienda y el taller que tenía dentro



  
Después entramos en la Catedral. Casi no había nadie, por lo que pudimos verla con tranquilidad y hacer fotos.  Se empezó a construir en 1219 sobre bases de estilo  románico, pero debido a las  sucesivas ampliaciones y remodelaciones a lo largo del tiempo se aprecian diferentes estilos arquitectónicos, principalmente barrocos. Tiene una planta basilical de 3 naves. La fachada del templo se compone de tres grandes ojivas que se corresponden con las tres naves. Y encima de la puerta tiene un rosetón del siglo XIV de 5 metros de diámetro con vidrieras policromadas


Catedral
El rosetón de la fachada occidental
Destacan sus pinturas murales góticas, del siglo XIV,  los coros, así como la capilla del Santísimo Sacramento, donde se guarda la imagen de una Virgen Inglesa,  traída de Londres en 1555




Frescos en las paredes
Detalle de las esquinas

La Virgen Inglesa
Fue declarada Monumento Nacional en 1902 y recibe el nombre de la "catedral arrodillada" por sus perfectas proporciones y escasa altura.


Al salir, fuimos hacia la izquierda, y nos encontramos con la La Fonte Vella, conocida también como la fuente de Álvaro Cunqueiro, está situada frente a la fachada del mediodía del Palacio Episcopal. En la placa que tiene se lee que fue mandada construir por Diego de Soto en el año 1548. Tiene un precioso escudo imperial de Carlos V

La Fonte Vella (en obras)
El Palacio Episcopal
Continuamos calle abajo hasta llegar al Seminario, éste  es el edificio de mayor tamaño de la ciudad.  Se empezó a construir en el sigo XIII.  Sufrió diversas ampliaciones.  La fachada es de pizarra y esta enmarcada por dos torres que levantan en los extremos. En el centro de la fachada aparece una imagen de Santa Catalina, patrona de los jóvenes filósofos.

La biblioteca del Seminario, contiene actualmente más de 25000 volúmenes. Entre ellos destacan varios incunables y un manuscrito de finales del siglo XIII.

El Seminario
Proseguimos nuestro paseo por la calle de San Roque, buscando en la zona más alta de Mondoñedo el barrio de los molinos, Barrio donde antiguamente se encontraban los talleres de los artesanos además de los molinos que le dan el nombre. Dejamos atrás, en nuestro paseo, la Ermita de San Roque y poco mas adelante entramos en Los Molinos


La Emita de San Roque
Nos encontramos con una zona muy cuidada, delimitada por tres ríos.  En primer lugar esta la fuente de Los Pelamios, y desde allí se ven los canales de agua que dan nombre a los dos barrios, al de “Enriba” y al de “Abaixo”.

Los Molinos
En el mismo barrio de Los Molinos nos encontramos con el Puente del Pasatiempo, Su construcción se puede considerar de estilo romano, ya que está situado en el trazado de una antigua calzada romana. Este puente fue testigo de un importante hecho histórico ya que fue allí donde Isabel de Castro, esposa del Mariscal, que traía el indulto real para su marido por mediación de su prima la Reina Isabel la Católica, fue “entretenida” por unos canónigos mientras su marido era decapitado en la plaza de la catedral, por lo que desde entonces se conoce así a este puente
Puente del "Pasatiempo"
Después volvimos paseando por la calle Buenos aires. Antes de llegar al coche nos pasamos por la famosa pastelería O’ Rei das Tartas, no podíamos marcharnos de allí sin probarla.






2 comentarios:

  1. He oído hablar mucho de Mondoñedo, pero no imagine que tuviera estos edificios tan monumentales. Habrá que visitarlos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, pues si, Mondoñedo es un pueblo muy monumental, te animo a visitarlo, te gustará, porque ademas de lo que en esta entrada puedes ver, hay muchas mas cosas que, por no hacer muy larga la entrada, he omitido.

      Eliminar